Vallehermoso y Guía de Isora, hermanados a través de una historia común de emigración.

En un homenaje a los dos municipios, el folklore puso la nota musical en un acto emotivo y simbólico

Los municipios de Vallehermoso y Guía de Isora han escenificado este sábado su hermanamiento como dos realidades que comparten una historia común ligada a la emigración. El acto, emotivo y simbólico al mismo tiempo, estuvo presidido por las principales autoridades públicas de las dos localidades y contó con la actuación musical del Grupo Chijeré y Grupo Folklórico Municipal Sámara.

El Salón de Plenos acogió el acto institucional, donde el alcalde de Vallehermoso, Emiliano Coello, explicó durante su intervención el pasado emigrante del pueblo gomero: “Esta historia de emigrantes se remonta a una época difícil. Y muchos de los gomeros que fueron a Guía de Isora eran agricultores y allí se establecieron y fundaron muchos de los núcleos del sur para luego buscarse un futuro a través del tomate, la construcción, la pesca o, ya después de los años 70, en el turismo que comenzaba a ser una realidad en el sur de Tenerife”.

En ese sentido, el edil agradeció la cálida acogida del pueblo isorano para con los vecinos de Vallehermoso que tuvieron que salir buscando mejores oportunidades de futuro y apuntó que “actualmente existen 189 vecinos residentes en Guía de Isora nacidos en el municipio de Vallehermoso. En este sentido, incluso la alcaldesa de Guía de Isora, doña Josefa Mesa Mora, es natural de Santa Catalina, barrio del núcleo de La Dama (Vallehermoso), lo que indica hasta qué punto están unidos por lazos de hermanamiento los dos municipios”.

Por su parte, la alcaldesa Guía de Isora se remontó incluso a la leyenda de Gara y Jonay para remarcar los históricos vínculos que unen a las dos islas con el Teide como hito principal “y que hizo que muchos gomeros emigraran a Tenerife para mejorar sus expectativas”. Además, reseñó que “nuestra sangre isorana está impregnada de la de muchos gomeros que hicieron su vida allá”.

Josefa Mesa subrayó el carácter abierto de la sociedad isorana con múltiples nacionalidades y orígenes en el municipio “y el enriquecimiento que supone, como también nos enriquece este tipo de hermanamientos porque suponen reafirmar los lazos y los vínculos mantenidos a lo largo de la historia”.

Pero el hermanamiento también se hizo a través del folklore con nexos que se comparten a través del ritmo de la folía o la isa como símbolos inquebrantables de los sonidos canarios y, por supuesto, de ambos municipios.

Así, el Grupo Chijeré de Vallehermoso ofreció un variado recorrido por los ritmos más tradicionales, siendo correspondido por el Grupo Folklórico Municipal Sámara, quien llenó de color y música la plaza de La Constitución en un día que quedará marcado en el calendario de ambos municipios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: