La Laguna: El Camino de la Villa cuenta con una nueva asociación de vecinos

 

  • Las concejales Mónica Martín y María José Castañeda visitan la local social que ha abierto el colectivo en la zona 

El barrio del Camino de la Villa cuenta con nueva representación vecinal, la Asociación de Vecinos Camino Real de la Villa. La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de La Laguna, Mónica Martín, y la concejal de Cultura, Comercio y Turismo, María José Castañeda, visitaron en días pasados el local comunitario que el colectivo ha abierto en la vía principal del barrio. El encuentro fue aprovechado por la representación vecinal que preside Roberto Marrero para trasladarle a las dos concejales del equipo de gobierno municipal las necesidades que plantea la zona y sus principales propuestas de mejora de los servicios básicos.

Martín felicitó a los vecinos por dar el paso de constituirse en asociación y convertirse así en portavoces de las reivindicaciones de “una núcleo poblacional tan importante como el Camino de la Villa”. “Contar con vecinos dispuestos a ayudarnos en el trabajo diario es para felicitarse. En la medida de lo posible intentamos colaborar con todas las entidades ciudadanas, pero sobre todo con las asociaciones vecinales, ya que son las que mejor representan las distintas sensibilidades”.

Tanto la primera teniente de alcalde de Laguna como la concejal de Cultura, Comercio y Turismo tomaron nota de las demandas que les trasladaron los vecinos del Camino de la Villa y se comprometieron a dar una respuesta a ellas, teniendo en cuenta siempre “que esta es una zona que ha crecido en población residente” y el papel estratégico que juega como área de conexión con el centro ciudad de La Laguna.

La nueva asociación de vecinos del Camino de la Villa expresó su malestar con los comportamientos incívicos de aquellos vecinos que tiran la basura de cualquier manera, sin respetar los horarios de recogida ni comprometerse con el buen mantenimiento de los contenedores de residuos. También se refirieron al problema cada vez más visible surgido con los propietarios de mascotas que no recogen los excrementos de sus animales.

Martín señaló que ambos asuntos se han convertido “en problemas graves” en el conjunto del municipio y apeló a la “conciencia ciudadana” como único camino para poder abordar una solución de garantías. “Existe un minoría de ciudadanos que no termina de entender que el cuidado del espacio público es una responsabilidad de todos”, lamentó.

El portavoz vecinal Roberto Marrero también aprovechó para poner sobre las mesa otras demandas dotacionales del barrio, como la creación de un parque infantil, el acondicionamiento de la plaza principal o la concreción de un proyecto de circunvalación del barrio “que proteja a la gente que camina, que sale a hacer deporte o simplemente a pasear en bicicleta”. “Nuestro objetivo es darle vida al barrio”, enfatizó Marrero, que también se refirió a la necesidad de “incorporar la identidad del Camino de la Villa al Plan General de Ordenación”, que actualmente se halla en tramitación.

María José Castañeda puso a disposición de los vecinos la posibilidad de acoger y celebrar actividades culturales en su nueva sede social, un ofrecimiento que fue acogido de buen grado por los vecinos a falta de concretar el contenido y las fechas de esas acciones.

A %d blogueros les gusta esto: