jueves, mayo 23, 2024
Actualidad

El poeta Roberto Toledo Palliser coordina un laboratorio de lenguaje en Espacio Bronzo.

La actividad literaria está vinculada a la exposición colectiva ‘Menudencias’, que muestra miniaturas escultóricas y literarias

La iniciativa ofrece a personas de más de 14 años una experiencia lúdica y participativa para aprender a respirar la emoción en la palabra

El poeta Roberto Toledo Palliser coordina un laboratorio de lenguaje en Espacio Bronzo, una actividad literaria que se desarrollará del 26 al 30 de julio próximos, vinculada a la exposición colectiva Menudencias, que muestra miniaturas escultóricas y literarias en su sala de la calle Núñez de la Peña, 19, en La Laguna.

La actividad está diseñada para un aforo máximo de 12 personas, con tres mesas para cuatro personas cada una, ubicadas en la terraza exterior de la sala, en horario de 17.00 a 19.30 horas. El coste para los participantes es de 30 euros y se reserva plaza mediante el envío de un correo electrónico a la dirección [email protected].

El laboratorio está organizado en torno a tres aspectos: la hilatura del verso –con sus componentes de ritmo, cadencia y sonoridad–; el haiku –entendido como el viaje del silencio que habla, la imagen que respira canto– y los procesos lúdicos: dibujar un haiku, crear un verso, la respiración del microrrelato.

La iniciativa va dirigida a personas de más de 14 años, porque ya cuentan con una estructura de lenguaje elaborada. Se trata de un taller de verano muy lúdico, participativo, en el que no se pide a las personas participantes que sepan escribir. “Vamos a aprender juntos a respirar la emoción y la palabra, a dibujarla, a dotar cada la palabra… llenarla con el contenido de nuestras emociones y vaciarla de los prejuicios. Es un puzle en el que al final nos miraremos y nos entenderemos todos con nuestras potencias expresivas”, explica Toledo Palliser.

En este taller “no solo vamos a construir poemas, sino que vamos a recitar imágenes, a acariciar formas y construirlas en palabras, vamos a hacer incluso paseos por La Laguna en los que vamos a hacer lo que es un haiku, el viaje interior a través de un paisaje; se trata de colocar la palabra dentro de nuestra emoción”, detalla el escritor.

Toledo Palliser asegura que “en el fondo, lo que planteamos es aprender a colocar la respiración del ser humano; desde que nacemos hasta que morimos, somos lenguaje… todo en el universo se está comunicando con la otra parte del universo y una de esas formas es la literatura, que, en el fondo, es una forma especializada del lenguaje emocional, ya sea en la poesía o en el relato o en cualquier forma de oralidad o canción. Es importante que aprendamos a oír qué nos dice el universo y qué nos dicen las personas, pero también es importante aprender a decir las cosas para que los otros nos escuchen y nos entiendan, tocar al otro, que es lo que busca el lenguaje: comunicarnos con el otro y sentirnos interrelacionados, sentir que formamos parte de algo. Eso es el lenguaje y eso se puede aprender, escribir un poema, tararear una canción, entender lo que el otro nos quiere decir y hacerlo nuestro, eso se puede aprender”.

Espacio Bronzo, como sala especializada en escultura, se abre en esta ocasión a una actividad literaria en coherencia con la inclusión de la poesía en esta exposición de miniaturas. Los integrantes del equipo de escultores y fundidores califican la poesía como “hermana” de la escultura.

En relación a esta colaboración creativa entre disciplinas, el poeta señala que “la plástica interactúa en un campo unificado o en un protolenguaje, que es la poesía visual, una casa común de todas las disciplinas artísticas. Desde tiempos de la Antigüedad, el arte se desarrolla como una forma de comunicar emocionalmente con el otro y de guardar la memoria o el imaginario que genera la tribu, la psiquis y la civilización. A eso que llamamos “menudencias” en esta exposición lúdica, maravillosa que ha propuesto el equipo de Bronzo en homenaje a las bienales de miniaturas de Bajamar ellos lo llaman escultura y –mi trabajo, como poeta, está e renombrar cosas, en destruir sintaxis y crear sintaxis nuevas que nos incluyan a todos– yo a esas esculturas lo llamo poemas-objeto, dentro de la poesía visual, poesía objetual, arquitectura poética, menudencias, cantos tridimensionales del alma. Todo eso es poesía. La poesía no es solo palabra”.

Toledo Palliser califica de “maravillosa” su experiencia con Bronzo. Su primera colaboración con la sala se dio hace unos años, cuando Román Hernández Delgado presentó en la sala la exposición Cuestiones esenciales, sobre la muerte, en la que lo acompañó en parte del comisariado y con textos propios en el catálogo, junto a otros poetas. Le siguió en 2020 la participación en la exposición El cuerpo infinito, de Ana Lilia Martín, junto a los poetas Félix Hormiga y Cecilia Domínguez. En 2021, Toledo escribió los textos que formaron parte de la exposición colectiva Retrato el escultor, en la que una veintena de escultores se sumaron al trabajo en dibujo del pintor Manolo Yanes, todos convocados bajo la idea del retrato. Finalmente, el poeta tinerfeño vuelve a la sala lagunera con sus textos como parte de la propuesta de Menudencias, y con este laboratorio de lenguaje.

Son 23 las personas participantes en esta primera edición de Menudencias. La mayoría de ellas aportan piezas artísticas en tres dimensiones, mientras que varios escritores aportan solo textos y tres de los participantes presentan ambos tipos de creaciones. Así, se muestran obras de Alfonso García, Ana Lilia Martín, Cristina Temes, Ernesto Valcárcel, Evelina Martín, Isidro Hernández, Juan Carlos Batista, Juan López Salvador, Julio Espinosa, Luigi Stinga, María José Alemán, Medín Martín, Pilar Cotter, Pura Márquez, Ramón Puig Cuyás, Sema Castro, The Art Teacher, Ventura Alemán y Yéssica Hierro. Los textos van firmados por Félix Hormiga, Katya Vázquez, María José Alemán, Ramón Alemán, Roberto Toledo Palliser, The Art Teacher y Ventura Alemán

Espacio Bronzo es un centro de referencia del arte escultórico en Tenerife: la sala da cabida también al trabajo artístico basado en instalaciones, la joyería y la artesanía. Sala de arte y tienda, es una iniciativa del taller de fundición Esculturas Bronzo, concebida como un espacio de actividad cultural dedicado a la escultura, el diseño y la joyería. La sala lagunera lleva ya activa más de siete años, convertida en un punto de encuentro curioso en el que se unen el público y los artistas plásticos que residen o trabajan en las Islas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies