El cartel de la Librea de Valle de Guerra homenajea a Juan de Austria

Su autor, Juan Cairós, ha creado un segundo cartel que protagonizan los intérpretes del auto sacramental

La Asociación Cultural Amigos de la Librea presentó ayer en el Centro Ciudadano de Valle de Guerra con la presencia de la concejala de Fiestas, Atteneri Falero, el cartel oficial de la Librea vallera de la presente edición, que este año está dedicada a la figura de Juan de Austria

 

Según su autor, Juan Cairós, el motivo es que se cumplen 440 años de su fallecimiento, acaecida en 1578. El cartel de la presente edición se ha creado por la técnica de dibujo digital y que presenta un estilo abigarrado de elementos manieristas.

 

“El cartel oficial refleja no solo el lado heroico de Juan de Austria (1547-1578) sino su lado más humano y personal. Está presidido por su retrato más conocido y alrededor, como una especie de rueda del zodíaco, figuran los episodios más destacados de su vida, entre los que se encuentran el hecho de ser hijo de Carlos V y de una meretriz, que a los tres años viaja a Madrid, la revelación de Felipe II de que es su hermano, su deseo de ser rey de Inglaterra, o sus gestas, como ser Capitán General de La Santa Liga en la batalla de Lepanto”,  explica Cairós, que es la tercera vez que lleva a cabo el cartel de la librea vallera.

Además, se hará un segundo cartel con el mismo fondo que está dedicado a los intérpretes del auto sacramental de la Librea. “Este segundo cartel se difundirá en redes sociales, en la pegada de carteles y en el pregón de las fiestas”, apunta el autor. Entre los actores de este año destaca un joven procedente de Lanzarote, cuya madre es de Valle de Guerra.

La Librea vallera, que este año se representa el 13 de octubre, es un acontecimiento esperado por los habitantes de Valle de Guerra y los amantes de esta tradición, basada en un auto de carácter popular a modo de librea clásica o desfile, con una marcada naturaleza religiosa, pues está dedicada a su patrona, la Virgen del Rosario, desde que se inauguró la ermita en 1615, y que ha derivado hacia un auto con escenificación teatral y banda sonora en directo. Una representación donde se enfrenta el concepto del bien y el mal entre los cristianos de la Santa Liga y los turcos del Imperio Otomano en la célebre batalla de Lepanto de 1571, en la combatieron unas 300.000 personas, enfrentándose 290 navíos turcos y 208 galeras cristianas. Murieron unos 30.000 turcos y unos 8.000 cristianos.

 

Cada año se involucran en La Librea unas 250 personas, de las cuales cerca de 80 se meten en la piel de diversos personajes. En cada edición acuden unas 3.000 personas a ver la escenificación del auto, en una comarca donde hay empadronados unos 6.000 habitantes. Entre los reconocimientos que ha recibido La Librea destacan el hecho de ser Bien de Interés Cultural (2007), el premio internacional CICOP como Patrimonio Inmaterial Cultural, la insignia del Centro de Iniciativas Turísticas y el galardón del premio Amazigh como mejor acto de interés cultural. La Librea es una seña de identidad cultural, que figura en el ADN del pueblo de Valle de Guerra y que se trasmite de generación en generación.

A %d blogueros les gusta esto: