Arona pone en marcha su Escuela para la Ciudadanía con el fin de impulsar la participación real en la gestión municipal

-Ya ha comenzado a impartirse el Aula 1, que se distribuye en seis talleres con elementos esenciales para facilitar la gestión básica de asociaciones e individuos

 El Área de Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Arona ha puesto en marcha la Escuela para la Ciudadanía del municipio, una iniciativa pionera que apuesta por la formación para facilitar a los vecinos y vecinas todas las herramientas necesarias que permitan una participación efectiva en los asuntos públicos. La escuela comenzó a funcionar este lunes (21 de noviembre) y visitará este mes tres núcleos con el primer taller “Comunicación y particip-Acción”, una de las seis acciones formativas de iniciación de una estrategia mayor y que ya cuenta con programación para los próximos años.

El concejal de Gobierno Abierto, José Antonio Reverón, valoró que, “hasta ahora, en Arona hemos carecido de una cultura participativa desarrollada y, para alcanzar un verdadero gobierno abierto, es imprescindible que exista una participación ciudadana real. Estamos haciendo una apuesta seria y decidida por la transparencia de la Administración, más allá de la obligación legal, con iniciativas como la plataforma “Dónde van mis impuestos”, de la Fundación Civio o algunas novedades que anunciaremos en pocas semanas. Y creemos que la obligación de rendir cuentas se logra mediante una ciudadanía activa, que fiscaliza, propone y colabora en la creación y mejora de los servicios públicos”.

La trabajadora social, periodista y mediadora familiar, civil y mercantil, Elena Pérez Jerónimo, coach profesional certificada y máster en Programación Neurolingüística, fundadora además de CoCreandoT, será la encargada de dirigir estas acciones formativas, que se distribuyen de manera temática y progresiva, desde las habilidades comunicativas a aspectos concretos, prácticos y normativos de la participación.

José Antonio Reverón explica que “la finalidad de esta iniciativa es fomentar un sistema de participación activa para dotar a la ciudadanía de los conocimientos y herramientas prácticas que contribuyan al ejercicio de sus derechos, hacia una ciudadanía implicada, activa y corresponsable de lo que sucede en el municipio. La escuela estará abierta a todas las personas residentes en el municipio, estén organizadas en asociaciones o no”.

El diseño del modelo ha requerido varios meses de trabajo y se basa en las tendencias marcadas por la legislación actual y las recomendaciones de diversas organizaciones internacionales, que apuntan a un nuevo concepto de ciudadanía y señalan la necesidad de promover una visión integral de la persona y de sus derechos, de sus responsabilidades y pertenencias.

Co-responsabilidad

Así, para participar de forma efectiva en un complejo sistema administrativo y en una vida municipal que implica centenares de puntos de vista e intereses diferenciados, se ha apostado por ofrecer herramientas a los agentes implicados, tanto a vecinos y vecinas como a técnicos municipales o políticos, “porque debemos entender que ya el ciudadano no es un sujeto pasivo que solo costea a la administración, su voz va a oírse cada vez más. Esta nueva etapa exige un cambio de mentalidad, una potenciación de la cultura de la participación y la puesta a disposición de los medios necesarios para hacerla real y eficiente, a fin de que sea la ciudadanía quien asuma el compromiso de ‘formar parte’, de implicarse y de ser co-responsables de lo que acontece en el municipio”, señala Reverón.

El Aula 1 de la Escuela se distribuye en seis talleres con elementos esenciales para facilitar la labor básica de asociaciones e individuos, limitados a una participación de 20 personas y de entre dos y cuatro horas de duración. Se trata de los talleres: Comunicación y particip-Acción, Pido la palabra, Cómo organizar y desarrollar reuniones productivas, La prevención y gestión de los conflictos, Herramientas y competencias para el liderazgo eficiente y Conocimientos sobre los actos inscribibles en una asociación.

A partir de aquí, se diseñará y desarrollará una programación continuada de acciones, muchas de las cuales se definirán a partir de las aportaciones y demandas hechas por la propia ciudadanía, siempre apostando por acciones que tengan un carácter divulgativo, formativo y favorecedor del encuentro ciudadano. En este sentido, el modelo aboga por una gestión de lo público que sea una labor compartida entre responsables públicos, técnicos, sociedad organizada y la ciudadanía en general, con la base de que la participación es un derecho y un deber de cada persona y que no se improvisa, sino que se planifica.

El primer taller se ha impartido ya, con una gran acogida, en Los Cristianos, Cabo Blanco y El Fraile, a donde regresará los días 28, 29 y 30 de noviembre para desarrollar su segunda sesión formativa. El siguiente taller se llevará a cabo en las mismas ubicaciones del 12 al 14 de diciembre. La inscripción se realiza 15 días antes del inicio del taller a través de los teléfonos 010 o 822072040, de manera presencia en las oficinas de Participación y en las del Servicio de Atención Ciudadana (SAC) o rellenando el formulario de inscripción disponible en la web municipal www.arona.org.

Objetivos de la Escuela

La Escuela para la Ciudadanía de Arona se crea para desarrollar procesos formativos, mejorar la convivencia, así como fomentar intercambios sociales y el sentido crítico y participativo de la ciudadanía y de las entidades sociales en los asuntos públicos del municipio. Entre sus líneas de acción, además, se encuentran el asesoramiento, las acciones de fomento de la participación,  la planificación de eventos, así como la realización de  estudios de utilidad social sobre la realidad de la participación y la convivencia en los núcleos del municipio.

“Pretendemos que haya un antes y un después de  la participación ciudadana con la puesta en marcha de la Escuela”, manifestó José Antonio Reverón.

A %d blogueros les gusta esto: