Arona incrementa la partida de ayudas sociales para la rehabilitación de viviendas en un 500%

-El plazo de presentación de solicitudes finaliza el 10 de noviembre y se incluyen por primera vez las obras de accesibilidad para personas en situación de dependencia

 El Ayuntamiento de Arona ha abierto el plazo de presentación de solicitudes para las ayudas de rehabilitación de primera necesidad en viviendas, una línea que ha incrementado la partida presupuestaria en un 500% y que, además de aumentar la dotación máxima por demandante en un 50%, estrena nuevas bases “más sociales y en las que se introduce la cobertura de las obras para adaptar el domicilio a personas en situación de dependencia”.

Así lo explica la concejal de Vivienda y Contratación de Arona, Fabiola Magdalena, quien recuerda que el plazo de presentación de solicitudes de 15 días finaliza el próximo 10 de noviembre. Con este fin, se ha habilitado una partida que pasa de los 20.000 euros de convocatorias anteriores a 100.000 euros y la cuantía máxima por solicitante pasa de 3.000 a 4.500 euros.

La edil explica que se espera dar cobertura a más personas y con cuantías más adaptadas a las necesidades reales, ya que se ha comprobado que el mayor número de demandas se debe a la necesidad de adaptar las viviendas a las necesidades de personas con diversidad funcional y la estimación del coste de los trabajos necesarios para hacer los hogares accesibles apuntaba a esta cuantía.

Estas ayudas están destinadas a reformas de primera necesidad y para la reparación, mantenimiento y conservación de la vivienda habitual del solicitante, siempre y cuando no supongan ampliación o sean de simple ornato y que mejoren las condiciones de habitabilidad de la vivienda. Además, se incluyen por primera vez los trabajos de adaptabilidad para el supuesto en que los solicitantes sean dependientes, discapacitados, mayores de 65 años o incluso menores que, careciendo de resolución que acredite discapacidad o dependencia, la tengan en trámite y presenten documento médico que acredite la necesidad de hacer accesible la vivienda. Se incluye en la subvención el coste de las tasas de licencia de obras y el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO).

Los requisitos para optar a esta ayuda social, además de la situación económica del núcleo de convivencia, también se han mejorado y se reduce el tiempo mínimo de residencia en el municipio, que pasa de 2 años a 6 meses, un requisito que no se tendrá en cuenta cuando el domicilio actual del solicitante obedezca a causa de violencia de género.

Además, las nuevas bases permiten que puedan optar a esta ayuda las personas que no se hallen al corriente de las obligaciones tributarias impuestas por las disposiciones vigentes, al buscar la cobertura de necesidades básicas para personas en situación económica grave y que pueden ser usuarias de los servicios sociales municipales. De hecho, la renta per cápita de la unidad de convivencia deberá ser inferior a los 15.000 euros brutos al año para poder optar a esta aportación.

El Ayuntamiento abonaba a finales del año pasado las ayudas en esta materia relativas a la convocatoria del año 2013, que estaban pendientes de pago desde entonces, y la nueva convocatoria para 2016 se ha demorado debido a que se valoró la necesidad de redactar unas nuevas bases, que permitieran mayor cobertura y que se aprobaron inicialmente por el Pleno el pasado mes de julio. Tras el periodo de alegaciones, quedaron definitivamente aprobadas el pasado 10 de octubre.

 

A %d blogueros les gusta esto: