Hungría celebra en Adeje 60 años de libertad

Este próximo sábado, 22 de octubre, el municipio de Adeje será escenario del 60º aniversario de la revolución y lucha por la libertad húngara. Los actos previstos se iniciarán a las once de la mañana, en el convento Franciscano de Nuestra Señora de Guadalupe y San Pablo, con el acto oficial presidido por el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga y la Cónsul de Hungría, Nóra Henriette Hermann-Boér.

En Adeje residen  hasta 300 personas de origen húngaro, por tal motivo, las actividades que se realizarán contarán con traducción o subtítulos en húngaro, inglés y español. Tras el acto oficial, tendrá lugar a proyección de la película «The Real Puskás», largometraje que narra  los testimonios de familiares y amistades de antiguos jugadores de fútbol tales como Pelé, Alfredo Di Stefano, Franz Benkenbauer, Pachín y Raymond Kopa y hace una especial referencia a la biografía de Ferenc Puskás (1927-2006) que, en cierto modo, va relacionada con la situación política y social que Hungría vivió desde la invasión  rusa (1956) hasta la caída del Muro de Berlín (1989).

A partir de las dos de la tarde, la Plaza España será el escenario de la actuación teatral a cargo de la juventud húngara residente en Canarias, también se desarrollará una actuación folclórica interpretada por los miembros de la Asociación de Húngaros en Canarias.

A las seis de la tarde, tendrá lugar una ceremonia litúrgica en la iglesia Santa Úrsula en memoria de las víctimas de la revolución húngara.

Hungría, 60 años de libertad

Tras la segunda guerra mundial los países de Europea Central sucumbió a férreas dictaduras que supusieron la vuelta al más profundo totalitarismo.

En Hungría, contra la voluntad del pueblo y tras  unas elecciones manipuladas,  llegaron al poder las fuerzas respaldadas por Moscú, lo que trajo como consecuencia, una época de censura, expropiación de terrenos y del patrimonio privado, así como persecuciones religiosas y actos de intimidación a la población húngara que era recluida en los «gulags» o campos de trabajo, en caso de manifestarse contrario al régimen soviético.

Dada la situación de conflicto, la falta de libertades y derechos, el  23 de octubre 1956 la población universitaria, en su mayoría personas jóvenes a quienes la historia les conoce como «los chavales de Pest’,  se rebelaron contra el régimen opresor en búsqueda de la libertad del pueblo húngaro.

La «revolución»  duró dos semanas, tiempo en el que las fuerzas soviéticas respondieron con intensa crueldad: tanques, represalias y centenares de personas fallecidas.  Dadas las circunstancias, más de ciento noventa y tres mil húngaros  tuvieron que huir al extranjero, algunas personas encontraron su hogar nuevo en España, Canarias y Adeje.

La independencia de Hungría fue una realidad palpable treinta y cuatro años más tarde,  a partir del año 1990, pero, el origen de la misma, se remonta a aquella juventud conocida como «los chavales de Pest», quienes sacrificaron su vida por el bienestar y la libertad de un país que actualmente y gracias a las reivindicaciones de este grupo de personas, celebra la libertad y la paz.

A %d blogueros les gusta esto: