Arona trabaja en un Plan especial de Telecomunicaciones para regular las antenas de telefonía en el municipio

-El programa de trabajo ha incluido las aportaciones de la Plataforma de afectados por las antenas de Arona y habrá reuniones periódicas, también con las operadoras

El Ayuntamiento de Arona ha iniciado los trabajos para elaborar el primer Plan Especial de Telecomunicaciones del municipio con el fin de regular la implantación de antenas de telefonía y garantizar la confluencia entre cobertura y derecho a la salud de los vecinos. El 5 de septiembre comenzó la primera fase, que consistirá en la elaboración de un inventario de emplazamientos con sus respectivas fichas técnicas, ya que el grupo de gobierno actual no ha autorizado ninguna y constan más de las registradas en Industria.

La empresa especializada Egacan realizará todo este complejo procedimiento, en un periodo de ejecución de 9 meses. “Desde el primer momento, nos hemos sentado las tres partes, el Ayuntamiento, la Plataforma de afectados por las antenas de telefonía de Arona y la empresa. Ninguno está en contra de las operadoras, sino que queremos conocer la realidad y generar un marco jurídico con el que regular la implantación en el municipio de estos dispositivos, todo orientado a cumplir la ley y gestionar, de una forma más racional, la instalación y la emisión”.

Así lo explica el concejal de Urbanismo, Luis García, quien señala que la primera fase del plan especial ha comenzado con la elaboración de un inventario completo y actualizado de emplazamientos de antenas, que cotejará la información de registros facilitada por la Dirección General de Industria, la aportada por la plataforma y la que emane del propio estudio, tras una revisión física por todo el municipio.

El siguiente paso será elaborar una ficha de cada una de estas instalaciones, con los parámetros técnicos, urbanísticos y las mediciones de emisión, así como las medidas electromagnéticas (EMR), que contarán con una ficha específica.

La segunda fase consistirá en la identificación de puntos sensibles, aquellos en los que la Organización Mundial de la Salud considera que no es aconsejable la instalación de estas estructuras (como colegios, centros médicos o deportivos). Tras la emisión de propuestas, se redactará una ordenanza municipal de Telecomunicaciones lo más consensuada posible.

En este periodo, se mantendrán reuniones mensuales de las tres partes para ver la evolución de los trabajos. Además, Luis García destaca que “nuestra intención es reunirnos con las operadoras y, por supuesto, con el resto de formaciones políticas antes del periodo de alegaciones. Buscamos que se dé cobertura legal a la telefonía móvil y que se respete el derecho de descanso y salud de los vecinos, aumentando el bienestar ciudadano”.

A %d blogueros les gusta esto: