Arona cuenta con más de 2.400 animales de compañía inscritos en el censo municipal.

-El Ayuntamiento recuerda que “empadronar” a la mascota es gratis y sirve para mejorar los servicios y avisar de alertas sanitarias a las personas propietarias

El censo municipal de animales de compañía de Arona cuenta con un total de 2.399 perros y 9 gatos registrados en la actualidad, mientras que para el registro de razas potencialmente peligrosas se han tramitado 137 licencias, unas cifras muy bajas dada la población de derecho de la localidad, superior a 90.000 personas.

“La inscripción es obligatoria en todo el Estado, pero no solo se trata de una cuestión normativa, porque saber el número de mascotas en nuestro territorio es fundamental para diseñar infraestructuras como parques de mascotas, escoger la mejor ubicación, avisar de alertas sanitarias a las personas propietarias o, incluso, mejorar el servicio de recogida de animales abandonados”.

Así lo explica la concejal de Medio Ambiente, Yurena García, quien recuerda que “empadronar” a la mascota es gratuito y sencillo, ya que solo es necesario presentar la cartilla sanitaria, el número de microchip y la última vacuna antirrábica vigente en cualquiera de las oficinas del Servicio de Atención a la Ciudadanía del municipio. El procedimiento de modificación de datos, de cambio de municipio o baja es similar a la del padrón municipal.

“Estamos muy agradecidos a las personas que entienden la importancia de velar por los derechos de los animales y que esta medida es esencial para avanzar en este camino, pero tenemos que llegar a todos aquellas personas que, por desconocimiento, no han registrado a su mascota”, explica.

La Ordenanza Municipal de la Protección y Tenencia de Animales de Compañía y Animales Potencialmente Peligrosos, aprobada en el año 2008, recoge esta obligatoriedad, ya fijada en el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, y establece como infracciones leves que el animal no esté censado (será grave si no cuenta con la licencia en el caso de razas potencialmente peligrosas) y circular por las vías públicas sin llevar a las mascotas sujetas por correa y collar (bozal para las potencialmente peligrosas). La reiteración amplía la gravedad y las sanciones pueden ir de 30,05 a 1.502,53 euros.

A %d blogueros les gusta esto: