Arona adquirirá 125 chalecos antibalas para la Policía Local, con tallaje previo y la inclusión de específicos para mujeres

El Ayuntamiento de Arona ha iniciado el procedimiento para la compra de 125 chalecos de protección personal ante amenazas de arma blanca y de fuego destinados a la Policía Local. El presupuesto de licitación es de 89.933,50 euros y el suministro se realizará previo tallaje de los integrantes del cuerpo, ya que serán individualizados, y con el requisito de que se aportarán específicos para mujeres.

La concejal de Policía, Carolina Reverón Ramos, señala que el cuerpo municipal nunca ha dispuesto de este equipamiento tan necesario para garantizar la seguridad de los agentes ante situaciones de riesgo, una demanda histórica de los representantes sindicales.

Además, destaca que esta medida forma parte del plan de actuación integral para la mejora de la situación de la Policía Local, tanto de medios como de la plantilla, y que incluye la redacción de la Relación de Puestos de Trabajo, “un asunto prioritario para el Ayuntamiento y que ya está muy avanzada”

Los chalecos serán individualizados y con prioridad para aquellos agentes que desempeñan su labor en la vía pública. Se calcula que el plazo de entrega será de unos seis meses, ya que se requiere adaptarlos a las medidas específicas de los policías.

Los chalecos, además de ser una protección segura ante posibles cuchilladas (cuchillo y punzón) e impactos balísticos producidos por armas de fuego, tendrán que reunir también ciertas calidades de confort y ergonomía, especialmente lo relacionado con el peso mínimo, el grosor, la flexibilidad y la adaptación al cuerpo. Así, deberán ser compatibles con las acciones propias de la actividad policial, permitir el uso de todo el material que porta en el cinturón y la conducción de vehículos, con una fácil colocación y extracción.

Los chalecos se consideran un material opcional de equipamiento para los cuerpos de élite de las policías locales en el ámbito canario, según diversas órdenes de los años 2001 a 2003, como recursos adicionales a los medios técnicos y defensivos de los efectivos para el desempeño de sus funciones.

Los pliegos técnicos para la compra que va a realizar Arona establecen que la empresa adjudicataria tendrá que realizar un tallaje individualizado a todos los miembros de la Policía Local que van a disponer de chalecos, que deberán ser tanto masculinos como femeninos.

Deberán garantizar la protección completa en 360 grados, cubriendo pecho, espalda y costado, sin que cause molestias al cuello ni a las axilas. Además, estos recursos contarán con dos fundas interiores y una funda exterior para facilitar la limpieza. Esta última será del color de la uniformidad y deberá llevar bolsillos exteriores y el número identificativo del policía grabado.

Las fundas tendrán que estar fabricadas con tejidos que faciliten la refrigeración, transpiración corporal y tratamientos antibacterianos, como mínimo.

El chaleco estará formado por un conjunto de láminas (capas) o paquete balístico compuesto por capas de material balístico a base de fibras sintéticas de alta resistencia y tenacidad de base aramida e hidrofugadas. Las fibras que componen el paquete balístico serán resistentes al calor y al frío y deberán mantener sus propiedades entre los +100º C y -30º C, como mínimo.  El grosor de los paquetes balísticos sin la funda exterior tiene que ser menor o igual a 6 mm.

Los licitadores que participen en este procedimiento tendrán que presentar en el sobre de documentación administrativa, como mínimo garantía técnica de la protección balística por diez años desde el momento del suministro del material; el certificado del nivel balístico de protección y el certificado de protección anti-cuchillo y anti-punzón, además de los certificados ISO 9001/2008, AQAP 2110 e ISO 14001:2009, para garantizar la calidad de fabricación de los sistemas de protección requeridos en este pliego.

A %d blogueros les gusta esto: